sábado, 17 de marzo de 2012

Croquetas de bacalao

Normalmente, si no hay algún acontecimiento, hago estas croquetas una vez al año, para viernes santo. Este año me he adelantado para poneros la receta y que  las hagáis y no utilicéis la pasta que venden. Esas croquetas no tienen nada que ver con estas. Aquí hay más bacalao que patata , están rebozadas con clara de huevo, no con pan rallado, y parecen buñuelos. 
Cuestan un poquito de hacer pero vale la pena.




Hace muchos años me enseñó a hacerlas mi suegra Fina, que tenía sus truquitos y le salían impresionantes. Siempre las contaba y yo también. Cada vez que hago, me toca hacer muchísimas ya que todos quieren llevarse, así que hoy han salido 100.


INGREDIENTES
1 y 1/2 Kg bacalao
3-4 patatas
50 gr piñones
1 cebolla
3 huevos




PREPARACIÓN
Para hacer las 100 croquetas he puesto mucho más de todo.
Cortar el bacalao en trozos grandes y ponerlo a remojo unas 24-48 horas, cambiando el agua varias veces.
Para que salgan tan buenas, hay que cocer el bacalao aparte de las patatas, ya que las patatas tardan más rato en cocer, el bacalao en 5 minutos estará a punto. Si lo cocéis con las patatas quedará muy seco.
Ponemos en una cazuela con abundante agua hirviendo el bacalao, y cuando vuelva a hervir, dejamos 5 minutos y apagamos. 
En otra cazuela cocemos las patatas unos 20 minutos.
Escurrimos el bacalao , lo dejamos enfriar y lo vamos desmigando y quitándole las espinas.
En un recipiente, vamos poniendo bacalao y patata, de forma que haya más bacalao. Yo lo que hago es poner poca patata y si hace falta una vez que voy triturando le añado. Reservamos.
En una sartén con mucho aceite, freímos una cebolla troceada de cualquier manera. Una vez frita la añadimos a la cazuela del bacalao y patata con todo el aceite.
Separamos las claras de las yemas y añadimos las yemas al bacalao.
Trituramos con la batidora, la patata, bacalao, cebolla y yemas, hasta que quede una pasta homogénea.
Una vez triturado todo añadimos los piñones y mezclamos.




Batimos un poco las claras, y nos humedecemos las manos con ellas y vamos cogiendo masa y dándole forma de croqueta con la ayuda de las claras.
Freímos en abundante aceite hasta que estén doraditas, y dejamos escurrir con papel.
Las claras hacen que queden suaves y brillantes, quedan mucho mejor que con pan rallado

3 comentarios:

  1. He leído tu receta y me he emocionado. Recuerdo las cenas de verano en la calle y estas croquetas. Están bueníiiisimas. Estas haciendo una labor especial para todos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que me encanta cocinar y seguir con las tradiciones familiares, para que no se pierdan las buenas costumbres. Gracias a vosotros por todo

      Eliminar
  2. Susana, como que haces estas croquetas y no nos llamas para ir a comer?? jajajjajaa. en serio muy buena pinta y a ver si las hacemos un día. un besote guapa.

    ResponderEliminar